Envolventes arquitectónicas frente al mar. CAPÍTULO III

En esta ocasión, hablaremos del edificio del Club Náutico de Portonovo (Sanxenxo, Pontevedra). Rehabilitado por Díaz y Díaz Arquitectos, ofrece una nueva forma de crear a partir de lo existente.

El equipo ha buscado con este proyecto envolver la edificación original con una nueva fachada, dándole al club una imagen más moderna, garantizando su impermeabilización y aislamiento en esta zona tan expuesta al clima.

Construido sobre el espigón del puerto deportivo, el edificio se abre al extraordinario paisaje de la Ría de Pontevedra. La nueva edificación se unifica con la existente mediante una nueva fachada transventilada cuyo despiece evoca los containers de los cargueros.

Su enclave es singular: la plataforma sobre la que se asienta es el extremo del espigón del puerto, por lo que el edificio está rodeado por el mar en sus lados norte, este y sur. Cuenta con una forma irregular en planta, con una longitud máxima de 36 m y un ancho de 16 m.

El renovado edificio del Club Náutico de Portonovo fue seleccionado en la Long List World Architecture News – WAN Awards 2012.

CERRAMIENTO DE FACHADA Y CARPINTERÍA EXTERIOR.

Sobre un muro de cerramiento convencional se proyecta aislamiento térmico de 10 cm de espesor por su cara exterior, de espuma de poliuretano de 35 Kg/m3. Sobre ello se monta una fachada transventilada a base de paneles fenólicos laminados de alta presión (HPL), Tipo FED según EN 438-6, con una protección a los agentes externos extremadamente eficaz. Esta protección contra el clima consiste en resinas de poliuretano acrílico doblemente endurecidas, producidas en prensas de laminado a alta presión y alta temperatura. Las placas vienen de serie con un decorativo a doble cara. El núcleo es retardante de llama, las resinashacen que la superficie mantenga su color a pesar de la incidencia de la luz del sol y el doble endurecimiento le otorga una mayor resistencia a la intemperie (Prueba de fuego EN 13501-1 B-s2, d0).

El enlistonado que modula la fachada, conforma el frente de la terraza y la pérgola sobre la misma se realiza con pieza de madera laminada de pino, tratada con lasures.

Carpintería exterior de hojas  practicables tipo proyectante eje vertical y fijas realizada con perfiles de aluminio lacado mínimo de 80 micras, con rotura de puente térmico. Doble acristalamiento de control solar neutro 6/12/4 mm.

La cubierta existente tenía una inclinación del 10% y se ha aislado y protegido para garantizar su impermeabilización. En el caso de la cubierta del volumen adosado, se ha proyectado plana e invertida, con una pendiente del 2%.

Los sistemas de cubierta cuentan con los siguientes parámetros básicos: la zona climática, el grado de impermeabilidad y la recogida de aguas pluviales, las condiciones de propagación exterior y de resistencia al fuego y las condiciones de aislamiento acústico.

En el caso de las terrazas, se ha resuelto con una cubierta plana invertida transitable, de madera de IP. Esta última está compuesta por una capa de hormigón, aligerado con arcilla expandida, de manera que se pudiera formar una pendiente sobre el forjado de hormigón; dos láminas asfálticas adheridas al soporte; fieltro geotextil; placas de poliestireno extruido tipo IV de 6 cm; lámina de fieltro antipunzonamiento; lámina de polietileno; capa de mortero de 2 cm de espesor y pavimento de madera para exteriores a la que se incorporan rejillas y sumideros para desagüe de pluviales.