El presente proyecto, ubicado en Santiago de Compostela, se divide en dos Fases, a razón de Fase 1 y Fase 2.

Para conseguir la mejor implantación de cada vivienda, de forma que quede separada mínimamente del terreno pero que a su vez su relación con el espacio exterior de la parcela sea directa y cómoda, cada vivienda se implanta a su correspondiente cota, creando unos escalonamientos tanto en altura como en planta que dotan al conjunto de cada unidad funcional de riqueza volumétrica, e individualidad y privacidad en las propias viviendas.

En fase 1, las viviendas se sitúan más cercanas a la alineación (fachada de acceso), donde se produce el acceso y aparcamiento al exterior en superficie (este) a cota de planta baja, y dejando por tanto el principal espacio exterior de la parcela hacia su fachada trasera (oeste), con un carácter más privado e íntimo, donde existe la posibilidad de ubicación de una piscina por vivienda (no objeto de éste proyecto).

En fase 2, por el contrario, al tener unos condicionantes de orientación y topografía diferentes, las viviendas se sitúan lo más al norte posible, alejándolas de la rúa do peregrino, con el objetivo de crear hacia dicha vía su jardín de estancia principal, con orientación sur, y reducir la superficie de jardín norte donde el soleamiento es nulo. Debido a la topografía, las viviendas de fase 2 se implantan de manera diferente a las de fase 1, accediendo a ellas por la planta superior, y dejando en planta baja los dormitorios abriendo al jardín norte.

Viviendas Tipo 1 y 2 (Fase 1):

Estas tipologías de vivienda cuentan con planta baja y planta primera, ambas sobre rasante, con el siguiente programa:

– Planta baja: La vivienda se organiza en dos franjas, una dando a la fachada de acceso, donde se sitúan las piezas de servicio (hall, aseo, cocina y trastero – lavadero – tendedero), y la franja trasera dando al porche y jardín, donde se sitúan las piezas de estancia con comunicación directa con el porche exterior (salón –comedor y sala polivalente).

– Planta primera: La planta alta no ocupa la misma huella que la planta baja, dejando una franja libre sobre el trastero –lavadero y la sala polivalente. Esta zona libre se aprovecha para una gran terraza accesible desde el dormitorio y baño común. Esta planta vuelve a distribuirse en dos franjas al igual que la planta baja. En la franja de fachada de acceso se dispone de dos dormitorios secundarios, y en la franja de fachada trasera volada dando al jardín se sitúa el dormitorio principal y el baño en suite. En el centro de esta planta se sitúa la escalera y el baño común principal.

Viviendas Tipo 3 (Fase 2):

Esta tipología de vivienda cuenta con planta baja (acceso) y planta semisótano, con el siguiente programa:

Planta baja: Cuenta con un zaguán de entrada exterior cubierto desde el que se accede al interior. En el interior, la vivienda se organiza de manera muy diáfana y flexible, donde el salón – comedor se concibe pasante a dos fachadas, con comunicación directa con el jardín sur, y volando con grandes vistas en fachada norte. En la franja este se sitúa el aseo, la escalera y la cocina. Esta planta no ocupa toda la anchura de la parcela, lo que posibilita una franja de terraza que se utiliza para el aparcamiento exterior o como terraza de estancia

Planta semisótano: Esta planta se configura esquemáticamente en dos franjas. La franja sur, que queda enterrada y es donde se sitúan los dos baños y el trastero – lavadero, y la franja norte, donde se ubican los tres dormitorios, con vistas y acceso al jardín trasero de la parcela.