El edificio existente se encuentra en el centro de Lisboa, haciendo esquina cerca de la Avenida da Libertade. El edificio que tiene seis plantas, cuenta con una superficie de 2.410 m2 y actualmente tiene un uso terciario comercial y de oficinas.

El proyecto se centra en la rehabilitación, reforma y cambio de uso para ajustarla al nuevo uso de Hostel. El edificio existente, con forma de “L”, que forma esquina con las dos calles a las que da frente está compuesto de planta sótano, baja, entreplanta, seis plantas altas y planta de cubierta.

En el edificio actualmente se desarrolla la actividad comercial y de oficinas. En planta sótano se sitúan instalaciones y archivos. En la planta baja se disponen las oficinas de atención al público, y en la entreplanta alberga las zonas de usos comunes y oficinas. En las plantas altas se utiliza para oficinas privadas. mientras que en la planta de cubierta se ubica la maquinaria de las instalaciones necesarias para el edificio.

El proyecto contempla la reestructuración del espacio interior para acondicionarlo al nuevo uso que se le quiere dar. Para este nuevo uso de hostel se necesita hacer cambios en la distribución de todos los espacios de todas las plantas, adecuándolo para las zonas comunes y las habitaciones, y las zonas de baño.

En la planta baja se ubicará la zona de entrada desde ambas calles, con un espacio diáfano central donde se sitúa la recepción y zona de espera. En el margen noreste se sitúa la zona de consigna y taquillas, y la administración, y en el lado opuesto, margen suroeste, se dispondrá una zona de estar.

En las planta sótano, baja y entreplanta se albergarán las zonas comunes, ocio y servicio.

En las plantas de primera a cuarta se repite la misma estructura de distribución de habitaciones dando a las fachadas de ambas calles, un pasillo central que recorre toda la planta, y dos zonas de baños en los extremos sureste y suroeste, dando fachada al patio de manzanas.

Las plantas quinta y sexta también se dedican a zona de habitaciones con un espacio central de pasillo común y la zona de baños en el extremo suroeste. El extremo sureste de la planta queda reducido con respecto a las plantas inferiores, quedando un espacio de terraza para una suite de planta quinta.

En la planta de cubiertas se ubicara un espacio de cafetería con terraza y un cuarto para las instalaciones del edificio cerrado por una envolvente de lamas de madera.

En esta intervención se conserva la estructura existente, en la que se hacen algunas modificaciones para mejorar la accesibilidad para adecuarlo al nuevo uso del edificio.

Las fachadas de la edificación se conservarán y se planteará una segunda piel que cubrirá la primera, creando una imagen moderna y singular del nuevo Hostel, jugando con los colores blanco y azul que dan singularidad a esta cadena de hostels. Para conseguir esto se utiliza una subestructura de aluminio anclada a la fachada existente, y que será la base para el soporte de las planchas de policarbonato que irán dispuestas en formato vertical, y combinando los colores blanco y azul. Esta segunda piel creará una sensación de fachada translucida, retroiluminada.