Proyecto de acondicionamiento integral, instalación e interiorismo para establecimiento de hostelería de local situado en Paseo del Parrote, en el puerto de A Coruña, dentro del área Paseo Marítimo-Dársena de la Marina-Muelle de Trasatlánticos.

El local tiene una superficie construida de 943,20 m2 y dispone de una única planta. Está situado en la zona del Baluarte del Paseo del Parrote, siendo su cota la misma que el gran espacio público resultante de las obras de puesta en valor de las estructuras históricas del Parrote que ha llevado a cabo la Autoridad Portuaria.

El local se abre a dicho espacio público a través de sus tres fachadas principales, norte, sur y noroeste.

Todas ellas rematadas con una carpintería de sistema fijo y corredizo con una rejilla de ventilación en su parte superior, marcando los accesos al local desde el propio espacio público.

El local se encuentra sin distribuir y sin acabar, por lo que carece de tabiquería, pavimentos, revestimientos o techos. En su interior, la losa de hormigón que presenta como solado se encuentra rehundida cincuenta centímetros respecto a la cota exterior, y es la que separa este local del aparcamiento subterráneo del Parrote.

Este espacio diáfano presenta una serie de pilares, parte de ellos realizados en hormigón con una geometría rectangular, siendo el resto de material metálico y de forma circular. El techo del local es una losa de hormigón sin ningún tipo de acabado, siendo esta una cubierta transitable perteneciente al espacio público mencionado anteriormente.

La propuesta arquitectónica para la adecuación del local para uso terciario presenta una configuración espacial del local se establece con dos ámbitos netamente diferenciados y, a la vez, íntimamente relacionados: el ámbito dedicado al restaurante y el ámbito para la implantación de un café concierto.

Las dos actividades propuestas se constituyen en un único local donde se diferencian dichos ambientes, disponiendo de elementos comunes que los relacionan.

El uso terciario que se pretende implantar es el hostelero para el desarrollo de ambas actividades. El acceso es común para ambas actividades y se realiza desde la fachada noroeste a través de un paso centrado en dicha fachada. Contiguo a este acceso se encuentra un vestíbulo que es el encargado de distribuir el acceso, el ropero y la zona de aseos; y a través del cual se da paso a los dos espacios contenidos en este local.

El restaurante, situado en la zona sur del local se abre al Paseo del Parrote y a las vistas del lugar con una fachada totalmente acristalada permite la completa visión del Castillo de San Antón, La Marina y el Puerto de A Coruña.

La sala-comedor puede acoger a unos cien comensales, y se divide en dos zonas diferenciadas aunque no compartimentadas, únicamente es apreciable una pequeña diferencia de cota que las separa. La sala dispone de tres elementos que organizan la disposición del mobiliario en el mismo; consisten en bancadas que además de dar asiento a los comensales, incorporan vegetación e iluminación. Además, desde la sala se es posible tener un control visual sobre el espacio de la cocina a través de un largo paño vidrio ubicado a media altura del elemento compartimentador.

Desde el principal acceso del local, a través del mencionado vestíbulo podemos acceder directamente al café concierto tras cruzar un vestíbulo acústico de doble puerta. Consiste en un espacio con forma ovoide que se organiza alrededor de dos pilares exentos ubicados en su zona central.

Además de este acceso, dispone de un segundo acceso idéntico que se ubica simétricamente en su lado opuesto, generando así una fachada interior retranqueada con respecto a la fachada perimetral. Además, esta fachada interior da lugar a un tercer espacio, la terraza, que se relaciona directamente con el exterior y el lugar.

Este espacio, dispone de un cerramiento acristalado con sistema pivotante, lo que permite el cierre y apertura de esta zona según la época estival en que nos encontremos.

El espacio interior del café concierto se articula alrededor de dos barras centrales, de donde brotan dos árboles que engloban los dos pilares existentes ubicados en el espacio central.

Estos dos elementos brotan verticalmente hasta el techo, y a partir de ahí, crecen por el mismo recogiendo todo el espacio central, incorporando en ellos color e iluminación. La mayor parte de su zona perimetral está elevada para crear diversas zonas diferenciadas como son los reservados, zonas de asientos fijos, la cabina técnica de sonido e iluminación y el escenario. Debido al espacio que acoge la sala del café concierto, se disponen varias cortinas acústicas que se emplearán para subdividir la sala en función de la ocupación de la misma en un momento determinado.

Se pretende crear una continuidad del espacio exterior dentro del local, para ello se emplea el mismo tipo de pavimento desde el restaurante hasta la zona de terraza, generando una conexión directa con el exterior. Por el contrario, el café concierto dispondrá de un pavimento distinto y acorde a su actividad a desarrollar.

Se pretende crear una continuidad del espacio exterior dentro del local, para ello se emplea el mismo tipo de pavimento desde el restaurante hasta la zona de terraza, generando una conexión directa con el exterior. Por el contrario, el café concierto dispondrá de un pavimento distinto y acorde a su actividad a desarrollar.