El Proyecto pretende poner en valor las peculiares características del emplazamiento, en los altos de Eirís, combinando las extraordinarias vistas sobre la Ría do Burgo, la ciudad de A Coruña y el mar, con las orientaciones adecuadas para cada vivienda. En este sentido, se ha tenido en cuenta que la fachada Sureste carece de vistas, al estar enfrentada al edificio, ya construido, que ocupa la Parcela Sur. Por el contrario, las fachadas Nordeste, Noroeste y Suroeste gozan de las citadas vistas, sin posibilidad de que estas puedan ser obstaculizadas en el futuro.

La edificación objeto del Proyecto se dispone enfrentada a las cuatro calles que la circundan, dejando en el centro de la misma un espacio libre como patio de manzana. La parcela quedará cerrada en todo su perímetro, conformando una urbanización interior de uso privado.

El bloque de vivienda colectiva se organiza en seis portales: portal 1 (cuerpo derecho), portales 2, 3, 4, 5 (cuerpo central) y portal 6 (cuerpo izquierdo). Las viviendas unifamiliares en hilera se organizan en un único bloque. Todas las viviendas y portales tienen su acceso desde el patio de manzana.

El bloque de vivienda colectiva adopta la forma de una “U”. Todos los cuerpos de vivienda colectiva tienen una altura sobre rasante de B+4+BC. En planta baja se dispone el portal y viviendas. Todas estas viviendas tienen patio – jardín de uso privativo. No hay locales comerciales. En planta primera, los cuerpos izquierdo y derecho mantienen la misma organización de viviendas que la planta baja. En cambio, en el cuerpo central la planta primera se desarrolla ya como planta tipo.

Las plantas segunda y tercera son las que pueden considerarse planta tipo. El cuerpo derecho (portal 1) se organiza con corredor central y viviendas de una fachada o de dos fachadas en esquina, a razón de seis viviendas por planta. El cuerpo central (portales 2 a 5) se organiza con tres viviendas por planta y portal, dos de doble fachada y una de una fachada (solamente 1D). El cuerpo izquierdo se organiza con corredor central y viviendas de una fachada o dos fachadas en esquina, a razón de cuatro viviendas por planta.

Todas las viviendas de plantas altas tienen terraza vinculada al salón comedor, siempre orientadas a las buenas vistas.

La planta cuarta, en lugar de tratarse como planta tipo, se modifica en su cuerpo central, organizándose a razón de dos viviendas por planta y portal. Todas ellas, de doble fachada. De esta manera, el volumen edificado puede retranquearse, generando unas amplias terrazas en la fachada con las mejores vistas. Ambas viviendas, de dos fachadas.

La planta bajo cubierta se formaliza como ático retranqueado, de acuerdo a ordenanza. El cuerpo derecho (portal 1) se organiza con dos viviendas por planta, ambas de esquina con dos o tres fachadas. El cuerpo central (portales 2 a 5) dispone de una vivienda por planta y portal, con tres fachadas, la lateral abierta a una generosa terraza con vistas. El cuerpo izquierdo (portal 6) dispone de una vivienda de esquina con tres fachadas.

El bloque de vivienda unifamiliar se implanta adaptándose por una fachada al patio y por otra a la Rúa Curramontes. Este bloque consta de dos plantas sobre rasante (B+1), más un acceso a la planta de cubierta que se configura como terraza-solarium.

Las dos plantas de sótano, de las cuales ninguna ocupa la totalidad de la parcela, se destinan a garaje colectivo y a trasteros. Estos últimos se colocan siempre bajo el portal correspondiente. El acceso de vehículos desde la vía pública se realiza mediante dos rampas.