El proyecto desarrolla un conjunto residencial vacacional sobre una ladera en pendiente orientada al mar, con excelentes vistas sobre la playa de a Lanzada. el condicionante fundamental para el diseño de las viviendas es que todas ellas tengan vistas al mar -a poniente-.

Todos los pisos dispondrán de terrazas corridas en voladizo. estas contarán con una barandilla de vidrio para no interferir en las vistas y estarán dotadas con un sistema de celosías de lamas orientables. unos módulos serán fijos y conformarán un espacio exterior de tendedero, oculto a la vista. otros módulos serán correderos y podrán situarse en cualquier posición en el frente de cada vivienda. La gama de combinaciones conseguida entre la posición de la celosía y la orientación de las lamas proporcionará una versatilidad de uso adaptable a cada necesidad.