En la explanada de servicios del puerto de Combarro en Pontevedra se diseña un edificio longitudinal de planta baja y primera con una crujía de 15 metros que gracias al tratamiento de sus fachadas de vidrio garantizan su transparencia. Se ha optado por proyectar una calle en la fachada sur de seis metros de ancho desde el borde longitudinal de los pantalanes que será la espina dorsal del edificio creando una calle comercial con terrazas soleadas que den el acceso al edificio.

Entendimos que esta era la manera óptima de posicionarse en la parcela y quizá la mejor manera de garantizar un edificio que, aunque mantenga su identidad, sea permeable y libere muchos puntos de vista relacionando la mar con la tierra.

El edificio se sitúa sobre un pequeño zócalo de manera que potencia las vistas al mar y desvincula al peatón del aparcamiento, generando una plaza pública que conecta el paseo marítimo y la nueva plaza del pueblo de Combarro existente con la nueva zona de relleno.

El edificio se dispone en tres piezas separadas sobre el eje longitudinal para permitir vistas transversales el primer corte permite las vistas desde la plaza a la Isla de Tambo y la segunda permite las vistas desde el paseo a la Iglesia de Poio. Las dos piezas más próximas al paseo marítimo contienen el programa comercial y la más alejada se destina a Club Náutico.

El primer edificio esta achaflanado por su cara oeste, de esta manera se libera más espacio en la parcela pudiendo observar la nueva lámina de agua desde la plaza del pueblo. Una nueva plaza sobre el zócalo genera el espacio de relación de la nueva edificación.

El segundo edificio se sitúa achaflanado por sus laterales permitiendo las vistas a Tambo y a la Iglesia de Poio. Los accesos al comercial en planta baja se crearán a través de una gran avenida comercial y en planta alta gracias a una pasarela longitudinal situada en la fachada sur del edificio.

El tercer edificio destinado a club náutico, se desarrolla en planta baja y primera. En la planta baja se encuentra, la recepción, las vitrinas de venta, la tienda de la gasolinera, los aseos de público, la cocina dos almacenes y una cafetería con terraza. En la planta primera se proyecta el restaurante, la cocina, almacén, aseos de público, vestuarios y un pequeño spa destinado a los usuarios del club.