quand dieu et la medecine se rencontre  

cliquez pour la source Rehabilitación, reforma y cambio de uso de un edificio construido en 1900 y con un nivel de protección que obliga a la restauración de elementos como la fachada exterior, la escalera y el portal. Anteriormente, los usos eran comercial en las tres plantas inferiores  y vivienda en el resto de las plantas altas. El nuevo uso se destina a oficinas.

El edificio se encuentra dentro del Conjunto Histórico Villa de Madrid – Cerca y Arrabal de Felipe II, zona de Protección Arqueológica del Recinto Histórico, entorno de un monumento.

Se conserva la fachada de la edificación realizando modificaciones en las plantas baja y primera. Actualmente alteradas por obras anteriores, se plantea la restitución actuando por analogía con el edificio colindante y otros edificios coetáneos próximos. Para ello se propone como material de fachada en ambas plantas el granito gris. Los huecos de planta primera se restituirán con el mismo orden, situación y tamaño que el resto de las plantas. El hueco de planta baja se plantea según los ejes de huecos y vanos de las plantas superiores.

La planta sótano se destina a instalaciones y servicios propios del edificio y la planta baja se destina a local comercial y portal. Se instala un ascensor para resolver la accesibilidad, sin interferir en el local, creando un nuevo vestíbulo de acceso y recepción tras la escalera, con iluminación natural desde el nuevo patio. El ascensor será panorámico, con vistas al patio central.

En plantas altas se unifican los dos patios primitivos en un único patio central convirtiéndose en el elemento fundamental de la propuesta arquitectónica.  Se introduce una nueva planta sexta, como ático retranqueado respecto a fachada, dejando espacio para una terraza ajardinada.

Las dos medianerías ciegas que quedan descubiertas en el patio y el suelo de éste serán de Krion de color blanco. Estos tres paramentos formar un anillo de luz que le dará una gran luminosidad al patio, reflejando la luz natural hacia el interior de las oficinas.

Las dos fachadas de los espacios de oficina tendrán una doble piel. La interior, un acristalamiento de suelo a techo, con doble vidrio de altas prestaciones, que permita una óptima iluminación natural y una total transparencia. La exterior, una celosía ligera de listones verticales de madera, que logra un equilibrio entre luminosidad, transparencia y privacidad, y le confiere al patio un carácter cálido, en adecuado contraste con las medianerías. La pasarela será un elemento ligero y diáfano, con estructura metálica, suelo de vidrio translúcido y barandillas de vidrio transparente. El patio se cubre con un lucernario de vidrio fotovoltaico que mejorará la eficiencia al producir la energía eléctrica necesaria para iluminar el patio.