Vivienda unifamiliar integrada en un juego de volúmenes, situada en la zona más alta de la parcela para aprovechar al máximo las excelentes vistas.

Para conseguir más intimidad, se retranquea la fachada respecto a la calle. El espacio exterior entre la casa y el frente de calle se organiza en plataformas descendentes que protegen la vida interior de la vivienda.
El edificio se concibe como una macla de paralelepípedos dispuestos de forma alternada según ejes perpendiculares, paralelos u oblicuos entre sí. De esta manera, el volumen de la planta baja juega un papel de zócalo sobre el que se apoya, retranqueada, el ala de dormitorios de la planta primera. Ambos volúmenes son paralelos a los linderos de la parcela; sobre ellos, se intercalan el cuerpo del dormitorio principal y el hall de entrada, girado según un eje oblicuo. Estos cuerpos gozan de una orientación y unas vistas que le dan a la vivienda su especial fisonomía. La forma de la planta sótano se adapta tanto a los cuerpos ortogonales (en su profundidad), como al giro del cuerpo oblicuo (en su frente).
El garaje conduce a un hall de entrada que, a su vez, da a un espacio en triple altura que contiene la escalera principal. Los cuartos de servicios se articulan alrededor de este hall. En el exterior, se forma un pequeño porche cubierto por el volumen de comedor y cocina que permite alojar una plaza de aparcamiento cubierta. Al fondo de esta, entre la casa y el muro de contención, hay un patio. por el otro lado del garaje se accede al gimnasio, que se abre a su vez a otro patio al fondo. Este, situado entre la casa y el muro de contención, está parcialmente cubierto por el volumen de planta primera y se trata como un «jardín zen». El gimnasio tiene vistas subacuáticas a la piscina a través de un hueco protegido con una plancha de metacrilato por donde penetra de día la luz natural –tornasolada por el efecto del agua– y, de noche, la luz artificial de los focos subacuáticos.
Hacia un extremo, volando sobre la zona de vehículos, aparece el volumen que aloja el comedor y la cocina. El comedor comunica directamente con el hall y tiene un gran ventanal,abierto al paisaje. En un nivel superior, accesible desde el comedor por tres peldaños, se sitúa la cocina, que se abre hacia el patio por la ventana del fondo. Entre ambos espacios, una mampara de vidrio transparente sobre la mesa de la cocina permite disfrutar de las excelentes vistas.En el otro extremo, frente a la piscina, se organizan las zonas de estar. El salón se abre mediante grandes cristaleras al paisaje, y estas permiten a su vez la salida a la terraza. La sala de ocio se sitúa al fondo, contra el muro de contención, y contiene la escalera secundaria que conduce al gimnasio inferior y a los dormitorios. Una amplia terraza exterior se extiende rodeando el porche de acceso y el solárium de la piscina.
La escalera principal arranca del hall de la planta baja y llega a la planta primera. Un lucernario proporciona luz cenital natural, centrado en el espacio a triple altura, el dormitorio principal ocupa el cuerpo girado sobre el hall y el porche de entrada. Este tiene acceso a la terraza superior y goza de una gran cristalera abierta al paisaje, que se protege mediante el retranqueo de la fachada para dar una mayor privacidad visual. Los otros tres dormitorios secundarios se organizan en un cuerpo lineal situado sobre la zona de ocio. Se accede a ellos por un pasillo que recorre la fachada a lo largo, con una ventana corrida alta. Los tres dormitorios se abren a una gran terraza con magníficas vistas.